Edificación Del Templo

IGLESIA Y CONVENTO DE NUESTRA SEÑORA DE LAS MERCEDES MUY NOBLE Y MUY LEAL CIUDAD DE SANTIAGO DE LOS CABALLEROS DE GUATEMALA

 

La Orden Mercedaria estableció su primera construcción en el Valle de Almolonga (hoy San Miguel Escobar), permaneciendo inconclusa y desocupada antes y durante su destrucción telúrica, en la otrora segunda capital del reino, motivo por el cual no se les otorgó de inmediato terrenos en la nueva capital asentada en el Valle de Panchoy (hoy Antigua Guatemala).

Pero debido a la intervención del entonces primer obispo de Guatemala, Francisco Marroquín que el Cabildo les asignó terrenos en el límite Norte de la ciudad. Durante más de dos siglos, los mercedarios lidiaron para erigir un templo formal, pues tenían la combinación de la mano de obra inexperta con los seísmos sucesivos.

 

 

 

Lo más antiguo que se conoce de Iglesia de La Merced es el camarín, ubicado atrás del altar mayor, y la cruz de piedra del atrio. Esta Cruz Portentosa –según escrituras de la colonia se movía milagrosamente sola-, tiene un blasón acorazonado donde se encuentra la fecha 1688 y en su base está inscrita la fecha 1765.  Esto sugiere que  la cruz es un compuesto de diferentes estructuras, sin -poder establecer la fecha en que se colocó en su lugar actual.  

Corría el año de 1749 cuando se encargó la construcción del templo y convento, al Arquitecto Juan de Dios Estrada,  basándose en sus conocimientos construyó el templo con proporciones más bajas para esa época, columnas dobles de gran envergadura, muros más anchos y  los enormes contrafuertes. Además de que los arcos y columnas fueron realizados con proporciones más adecuadas para combatir los sismos. Siendo su inauguración en 1767.

 

 

                                                                                                    

El conjunto  arquitectónico  presenta  dos enormes  e impresionantes torres campanarios, de baja proporción, Arriba aparece la figura de San Pedro Nolasco, el fundador de la  Orden Mercedaria, acompañado por las figuras de otros dos mercedarios –Quizá San Raymundo de Peñafort- y la Heráldica Mercedaria. La figura de Nuestra Señora de las Mercedes está situada arriba de la puerta principal. Del lado izquierdo encontramos las esculturas en estuco de San Raymundo Nonatos y San Pedro Armengol, con la iconografía de”Un Lazo” pues fueron martirizados al ser ahorcados y, del lado derecho, al obispo mercedario San Pedro Pascual y a la primera monja mercedaria, Santa Maria de Cervellón. El ataurique de decoración floral de toda la fachada le presta particular belleza.

Después de los terremotos de San Miguel de 1773,  la Iglesia de La Merced sufrió poco, debido a su magnifica construcción. Pero seis meses más tarde, un segundo sismo estremeció a Santiago de Guatemala, dejando al convento en ruinas, sin embargo con la  iniciativa del Corregidor José Maria Palomo y Montufar y vecinos se inició la restauración en 185, dejando testimonio del inicio las pinturas que se encuentran arriba de la cúpula principal.   Posteriormente en detrimento del templo, llega la fatídica madrugada del 4 de febrero de 1976, poniendo en contrapunto de desplome los enormes y majestuosos arcos abovedados de la iglesia. Iniciándose su restauración años siguientes y terminándola hacia 1982, con el nuevo Altar Mayor – diseño del Arquitecto Roberto Aycinena Echeverria-, en una solemne misa celebrada el 5 de abril de 1982.

 

IGLESIA NUESTRA SEÑORA DE LAS MERCEDES  NUEVA GUATEMALA DE LA ASUNCIÓN

Posterior a los terremotos acaecidos en 1773, y tras la llegada de los Traslacionistas, el nuevo cabildo asentado en el Valle de las Vacas o de la Virgen asigna por acuerdo con la Iglesia otorgar terrenos con las mismas dimensiones que se poseían en la otrora capital del reino.

Después del asentamiento oficial se decide el trazo de la ciudad. Realiza los planos el ingeniero militar y arquitecto Luis Diez de Navarro, modificados por el arquitecto Francisco Sebastián son finalmente ejecutados por don Marcos Ibáñez en 1778, obedeciendo a tratados eminentemente renacentistas, copia de los patrones urbanos citadinos españoles, conforme a la Ordenanza Real. La Nueva Guatemala se construye entonces  en forma ajedrezada o de parilla.

 Es así como José Sierra y Joaquín Vásquez fuero encargados para elaborar los planos de la Nueva Iglesia mercedaria, iniciando  su construcción el 21 de noviembre de 1,780  Terminándose dicha construcción hacia 1812, siendo ya un lejano 30 de enero de 1813, inaugurada y consagrada por el Arzobispo de Guatemala, Ramón Casaus y Torres, junta con la ya conocida CAMPANA DE JESUS , la cual es posible escuchar hasta en roma.

 

 

 

 

 Esta nueva joya, sigue los patrones del Neoclásico, contrastando por dentro el estilo Barroco de sus piezas, pues los retablos, cuadros y esculturas que se habían extraído del  Templo Mercedario ubicado en Santiago de Guatemala, ahora son colocados en este nuevo templo. Corría 1829 y el gobierno ordenó la exclaustración de los mercedarios y el templo fue declarado parroquia. Con la llegada al poder de los conservadores la Iglesia recibió protección nuevamente. Así, en 1847 una persona regaló al templo de La Merced un reloj para el campanario del sur.

 

 

El templo, consta de tres naves, en parte de piedra labrada. Al frente tiene dos columnas de Orden Romano con un coronamiento esculpido en piedra. Arriba de la puerta principal se hace notorio el relieve de la imagen “El bautizo de Cristo”. Su característica principal es la enorme cúpula circundada por leones, con una de sus garras posando sobre el escudo de la Orden Mercedaria.

Esta  cúpula fue construida posteriormente a los terremotos de 1917, pues la primera fue destruida por los movimientos telúricos de esa fecha, se menciona a Don Julio Dubois, como uno de los proyectistas de la cúpula y los leones. Guarda un verdadero museo de obras artísticas y la coloca entre los más importantes monumentos religiosos de América.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 80 seguidores

%d personas les gusta esto: