JESUS NAZARENO DE LA MERCED

BREVES CONSIDERACIONES SOBRE JESÚS DE LA MERCED

La primera premisa para juzgar una obra de arte debe ser comprender lo que el artista intenta expresar en el contexto de su clase, sociedad, nacionalidad y época.” Honor, Arundel en La libertad en el arte. México 1973

Según consta en el archivo de la IDAHE  durante su restauración y consolidación en 1985, su ficha de restauración esta transcrita de la siguiente manera:

 

Jesús de la Merced, imagen de vestir policromada, presenta una posición semi-inclinada , con cabellera de pelo natural, tiene un movimiento de cabeza hacia la derecha desde el cuello, la mirada un poco hacia abajo, un movimiento de cintura hacia la derecha, el pie izquierdo lo tiene hacia delante, como dando el paso, el pie derecho hacia atrás, apoyado en la mitad  de éste, las manos presentan un paletón fijo en la parte del codo, en los hombros castigaderas para recostar su cruz.  Su estatura es de 1 metro con 60 centímetros.

 

En la ciudad colonial, eran únicamente los maestros de los gremios, quienes escupián las imagenes. Junto al maestro de escultura trabajaban los oficiales y los aprendices. Con el aprendiz se daban una serie relaciones contractuales que establecían sus obligaciones y derechos. Además vivía con su maestro, quien estaba comprometido a proporcionarle vivienda, alimentación y ropa. En caso de enfermedad, el maestro cubría los gastos de la curación. Cuando vencía el plazo del contrato, el maestro entregaba a su discípulo un juego de herramientas. Por otra parte, el aprendiz estaba comprometido a cumplir las órdenes del maestro siempre y cuando estas fueran honestas.

 Al terminar el aprendizaje, el aprendiz ascendía al grado de oficial y podía entonces trabajar con el maestro de su elección. Entre el oficial y el maestro no existía relación contractual. Pues solo trabajaba con el, cuando éste tenía en que ocuparle. El último eslabón era llegar a ser maestro. Dicho título se obtenía por medio de examen sostenido ante los veedores y alcaldes del gremio. El maestro encarnaba la más alta jerarquía de los gremios de artistas y artesanos.

A %d blogueros les gusta esto: