Alegorías 1919-1930

VIERNES SANTO 18 de Abril de 1919

Camino Al Gólgota

Andas de 22 Brazos

 

En alguno de los años anteriores a 1919 dió inicio lo que por más de medio siglo se convertiría en un ritual:

Al filo de la media noche de los Jueves Santos, cerca del momento de cerrar el templo, que había estado concurrido con la visita de adoración a Jesús Sacramentado en el Monumento Eucarístico, llegaba al atrio de la Merced, un carretón jaladao lentamente por bueyes portando unos baúles de madera, los cuales eran bajados  e ingresados bajo la mayor reserva y discreción, lo que no impedía que despertara curiosidad, ues contenían el adorno de las andas de Jesús Nazareno y Santísima Virgen de Dolores para la procesión del día siguiente.Este se montaba durante la madrugada del mismo Viernes Santo y al abrir el templo los devotos recibián la emocionante sorpresa de ver al Señor y Santísima Virgen luciendo artísticas andas para iniciar su sacro recorrido.

El adorno fue trabajado desde entonces y hasta el el año de su fallecimiento Don Gerardo Soto, sucediéndole su hija Clarita Soto.  En este año de 1919, se tiene el primer adorno documentalmente registrado que se conoce, perpetuado a través de una serie de fotografías tomadas por el señor José García Sánchez de “Foto Exposición”, las andas están colocadas en la nave central, siendo notorios los daños que sufrió el templo durante los terremotos de 1917-1918.

El Señor de la Merced, está sobre una roca musgosa y una frondosa vid de troncos leñosos trepa sobre todas las andas, incluyendo la cruz de Jesús, el luce túnica roja de rosas grandes.

 

 

DECADA DE LOS AÑOS VEINTE

El Pretorio Romano

De este período se posee poca información documental, y se posee la certeza de tres fotografías de procesiones con sus respectivos adornos sin saberse el año exacto de los mismos. Son de fácil identificación debido a que en esta década la imagen de Jesús Nazareno porta una diadema específica, diferente a la actual. Es de especial mención un decorado de andas de un pretorio de Pilatos con dos gradas y en la parte posterior una monumental columna de la flagelación con pesadas cadenas. Al frente de rodillas un ángel le presenta al Señor una Corona imperial y en la parte posterior otro ángel llora inclinándose sobre la basa de la columna. Jesús luce la túnica francesa. Tentativamente se ubica en el año de 1929.

 

 

 

Viernes Santo 15 de abril de 1927

Siendo párroco de la Iglesia de la Merced, monseñor Joaquín Santa María y Vigil, en la década de los veinte, pasó varios años inspirándose en una márcha fúnebre para Jesús Nazareno, solía estar las noches en vela en su capilla, y el silencio era interrumpido por las notas del Órgano de la Merced, utilizado para componer su obra. Finalmente ¡Señor, Pequé!, estremeció el templo con su estreno este año, siendo desde entonces la Oficial de la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno de la Merced, pues antiguamente era tocada la Fosa de Santiago Coronado.

A %d blogueros les gusta esto: